Tesis-Antítesis

enero 26, 2007

Divertimento (feministas abstenerse)

Filed under: Enchilada,México lindo y querido — Edgar Gómez Cruz @ 12:34 am

La historia es muy larga como para contarla en este momento, sólo diré que este textito es una “deuda histórica” con la ACUSO (y es broma, no vayamos a empezar un debate de género por favor :P). Se leerá en la presentación de un libro y bueno, lo pego aquí para beneplácito de algún misógino (y porque, como bien dijo N. encubierto de anónimo, no tengo nada más que poner, pero pronto oh! hermanos y hermanas, tendrán chicha académica y mucha)

ACUSO

COMUNICADO EXTRAORDINARIO DE LA ACUSO (ASOCIACION COLIMENSE DE UNIVERSITA­RIOS SOJUZGADOS Y OPRIMIDOS, A.C.) Serie: Zoología y memoria.

Compañeros de la ACUSO:

Años han pasado ya desde que la lucha inició y la clandestinidad ensombrecedora nos ha cubierto de olvido. El enemigo se ha hecho fuerte y ha ido ganando terreno, entre una, entre dos, entre muchas. Nos han sojuzgado y oprimido hasta casi aniquilarnos. Han logrado infiltrarse hasta en los últimos bastiones y cotos de nuestro añejo poder, ellas, que eran las peores de todas. Incluso en algún momento se llegó a comentar la posibilidad de que Dña. Martita guiara el destino del antes “Xanadú” de los machos; del ex “Shangai-la”, donde nuestra natural condición de seres superiores era premiada con el respeto del llamado “sexo débil”; de la desaparecida “Isla de la Utopía”, materializada los domingos a mediodía con el fútbol y las chelas (y con su respectiva botanita, que aparecía acompañada de un dulce cántico de sílfide que decía: “Espero que ganen los pumas, mi amor”). Todo eso, queridos colegas, se acabó.

Por eso, ¡Oh hermanos míos!, como miembro cercano a la cúpula de la ACUSO, escogí el exilio, el desaparecer en la oscuridad, en la vergüenza de ultramar. La lucha parecía perdida, el olvido era inminente, el final había llegado. …

Hoy, colegas y compañeros, una fría y gris noche de invierno, nada mediterránea, apareció una noticia en la prensa europea que hablaba de una iguana, y quiero compartirles lo que sucedió. El titular de la nota decía: “Mozart está “muy estresado” porque tiene una erección permanente que puede obligar a los médicos a amputarle el pene”. “El final llegó”, pensé sin poder contener una lágrima que ya rodaba por mis mejillas (además de dar un puñetazo a la mesa, como buen machito). Era la señal apocalíptica: la castración de todo macho, sin importar la especie, había comenzado. Con ello culminaba el plan que se había trazado el enemigo, condenando a desaparecer de la faz de la tierra todo rastro de masculinidad. En unos años, habría un planeta lleno de eunucos en el que Paris Hilton y Pamela Anderson no serían más que unas parias anónimas; sin futuro, sin destino.

La nota sobre la delicada situación de Mozart continuaba diciendo:

“La historia empezó bien: copuló con una hembra y la dejó preñada. Pero en algún momento su órgano sexual se infectó y ahora no hay forma de que le baje la hinchazón. Por el momento la cosa se solventa con paños húmedos, pero si no mejora habrá que cortar por lo sano”

“¡Oh dioses misericordiosos! ¿Dónde están ahora que los requerimos? ¿Por qué nos han abandonado?”, pensé afligido. Mozart cumplió con su deber hasta el último momento, ahora llegaría el final. Sabiendo que la triste operación de nuestro hermano iguana no era más que una metáfora de nuestro propio camino sin retorno, despegué mis ojos del diario y los cerré un momento para recordar a otros mártires de nuestra lucha, lista interminable a la que seguramente se sumaría el pequeño (espero que por su bien sea pequeño) Mozart: Recordé a Toby, fundador del primer club en defensa de nuestro cada día más desprotegido género, modelo de club que fue replicado por infinidad de oficinistas y universitarios y que terminó cuando Toby, cayendo en desgracia, ontrajo nupcias con la ya nada pequeña Lulú, condenándose así, como personaje dantesco, a mantenerla a ella, a su madre, a sus 2 hijas fresas y a la hermana que vive con ellos y que gusta de escuchar a “Rebelde” y Paquita la del Barrio en preciso alterne, día y noche, día y noche. Pensé también en Sartre, cuya tumba visité hace poco y que eternamente estará junto a la de Simone de Beauvoir. Pensé en el buen Bill, que no sólo tuvo que decir públicamente que había estado con la nada parecida a Marylin Monroe Mónica Lewinsky y que posiblemente tenga que convertirse en el mayordomo de la Casa Blanca. Pero sobre todo mis pensamientos recayeron en el principal ideólogo de nuestra lucha: en el Marx tropical, en el centauro del norte “rilouded”, en el heredero de Campillo, Villa y Schopenhauer: el Sub comandante Adán, y fue su recuerdo el que me dio fuerza para seguir con la lectura del destino de Mozart, no sin antes embucharme el último trago de un tequila que había comprado para la ocasión apocalíptica. La nota continuaba:

“El responsable de comunicación del centro, Enid Balemans, ha explicado que “el pene de la iguana sólo sirve para introducir el esperma en la vagina de la hembra y después de la cópula se deshincha y desaparece dentro del cuerpo del macho”.

Triste destino el nuestro, ahora ni siquiera podríamos desaparecerlo y adentrarlo en la clandestinidad (como hasta ahora). A punto estaba de cerrar el periódico y prepararme para mi destino, cuando leí el epílogo de la noticia:

“Mozart es una iguana, y estos animales tienen dos penes… no son infrecuentes accidentes como éste en la especie, y bueno, en último término los dos penes de la iguana son independientes, de forma que si hay que cortar uno…”

Señores y caballeros; niños y asociados universitarios. La moraleja es clara y la iluminación ha llegado, la lucha tiene una oportunidad más, hemos caído pero llegó el momento de levantar a nuestros miembros (me refiero a los de la asociación) y hacer un solemne juramento de una segunda vuelta de rebelión. Esto, como en el fútbol, no se acaba hasta que se acaba y estoy seguro que la antorcha será retomada por nuestros hijos (y nuestros nietos).

 

La ACUSO vive, la lucha sigue…….

Hasta la Victoria siempre (o la Bohemia, o la Corona, o la que haya)

Desde algún lugar del campus universitario (virtual)

Por el comité clandestino en el exilio (y reagrupándose)

El sargento mayor Mozart

2 comentarios »

  1. Tu texto me llevó a recorrer el pasado. En las épocas universitarias (antes de la caída del muro, mucho antes de la rebelión de las cañadas, cuando tenías que ser marxista ortodoxamente harneckeriano), teníamos un colectivo que ponía un periódico mural. En ese periódico estudiantil nos burlábamos de las cédulas estudiantiles militantes y al poco tiempo empezamos a ser objeto de atentados (la quema del periódico mural), sobre todo por parte de un grupo feminista que nos tiladaba de machistas. Y no era para menos. El muro de los lamentos (como se llamaba el periódico), estaba suscrito por el MEAS (Movimiento Estudiantil Anticrisis Sexual) y obviamente que, entre otras cosas, asumíamos la defensa del género parodiando el discurso feminista radical… Las cosas se complicaron más cuando la cúpula del MEAS entró en estado karmático y fundó el FALO (Frente Amplio de Liberación Orgánica), pasando obviamente a la clandestinidad… ¡En las cosas en las que se ocupaba uno cuando tenía que presentar el proyecto de tesis…! Un saludo

    Comentario por Cuauhtlácatl — enero 27, 2007 @ 3:07 pm | Responder

  2. Uy mi estimado, la de clandestinidades que uno va cargando en la vida, como diríamos en México: arrieros somos y en el camino andamos😉 Saludos

    Comentario por Edgar Gómez — enero 31, 2007 @ 3:59 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: