Tesis-Antítesis

noviembre 10, 2007

¿Cómo sobrevivir al doctorado?

Filed under: Notas,Reflexiones personales,Tesis,Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 3:13 pm

David Gauntlett propone los siguientes puntos que reproduzco (con mi traducción y comentarios):

* Es sólo un ejercicio para probar que puedes hacer investigación (el problema es que los que deciden cómo tiene que hacerse la investigación siempre están por arriba de ti)

*Acábalo en 3 años (bueno, eso es lo que tengo de beca así que no hay otra opción)

* Aférrate a él y todo seguirá su curso (ese es un problema que tengo, tiendo a la dispersión)

* Intenta nuevas cosas. Rechazar la ortodoxia es (normalmente) bueno (este punto me gusta aunque, otra vez, no sé si a los comités esto les parezca la mejor opción)

* No estés demasiado sólo(a). (Bueno, en ese sentido creo que yo no lo estoy, aunque me vaya a quedar unos meses sin compañero de luchas)

* Conoce otros estudiantes de doctorado y date cuenta que ellos también están inseguros (¿y si conozco a algunos que están mucho más seguros que yo? Eso sí que da miedo)

*Trata de tener otros comentarios de otros expertos además de tu supervisor (esto para mi es básico y creo que lo busco, aunque bueno, luego los expertos suelen pisotear un poco)

* Publica cosas. Comienza con una reseña (pídele a tu supervisor que te pase una de sus invitaciones). (¿Los posts en una enchilada contarán como publicaciones?)

*No te pongas muy ansioso por la “originalidad” porque probablemente es muy difícil completar un doctorado sin originalidad.

* Masajea el ego de tu supervisor (jajajajaja, Elisenda es la mejor antropóloga visual que haya conocido, la mujer más divertida y cariñosa que pueda haber en la academia y una blogger genial, ¿así estará bien? :P)

* Haz que colegas te presenten a editores

* Date a conocer, quizá por ser “controversial” (Esta enchilada ya cumple esa función, aunque supongo que se refería a controversial de forma positiva, el próximo congreso me pondré un sombrerito blanco de peluche con orejitas, ¡ah! no, eso ya lo hizo la Boyd)

* Cree en ti mismo. Nota la inutilidad de (un número que cada quién tiene que decir) de académicos. (¿No esperarán que diga nada al respecto no?)

* Un estilo de buena escritura es probablemente más importante de lo que crees (lo creo, lo creo)

* No pases una eternidad leyendo sin escribir (esto normalmente no suelo hacerlo aunque me preocupa que no sea un estilo adecuado, cada vez que le pregunto a mi ejemplo de tesista cuántas páginas lleva escritas me dice que ninguna y yo que creo que ya tengo algunas cuantas de mi tesis, supongo que algo va mal)

* No escribas notas inadecuadas (esto no lo acabo de entender porque supongo que las notas inadecuadas sólo lo son una vez que no te sirven y eso es cuando ya las hiciste)

 

18 comentarios »

  1. Disfruta haciéndolo, lee todo lo que te apetezca más allá de lo estrictamente relacionado imaginando conexiones, y sin dramatizar que no es para tanto, y sin buscar recetas que no valen, y sé tu mismo, que es esa chorrada de date a conocer siendo controversial, así está luego la academia. Disfruta y diviertete que luego no tendrás nunca tanto tiempo y tranquilidad para dedicarte a una investigación.

    Comentario por Amparo — noviembre 12, 2007 @ 12:01 am | Responder

  2. thanks
    just having a 2.40 am conversation with dani about surviving together (as a couple…) a doctorate when i decided to log on netvibes and found this feed.
    thanks
    thanks
    thanks
    and just for the record, there are two bloody insecure phd students around you (this if we count at all for you… adolfo is not the only one doing a phd at IN3, you know…)

    Comentario por anaguerrini — noviembre 12, 2007 @ 2:46 am | Responder

  3. Gracias por sus consejos “productivos, creativos y útiles” Dra. Lasén.
    Ana, hahaha that sound a little bit jealous, of course you count for me and we are at the same promotion so…..It´s nice that you both had that conversation, I´m pretty sure that we´re going to support each other until the end. Thanks for being close

    Comentario por Tesista — noviembre 12, 2007 @ 11:12 am | Responder

  4. Creo que no he cumplido ni un solo punto. ¿Hay remedio para mi, doctor?

    Comentario por Tíscar — noviembre 13, 2007 @ 7:31 am | Responder

  5. Yo creo que, aunque digas que no, más de un punto has cumplido. Diagnóstico: no estás enferma.

    Comentario por Tesista — noviembre 13, 2007 @ 1:08 pm | Responder

  6. Yo estoy con amparo y añadiría un “no dejes de disfrutar” y un “el viaje es el camino”

    Comentario por le_freak — noviembre 14, 2007 @ 8:40 am | Responder

  7. Gracias Le Freak, estaba pensando, ¿por qué no abandonas la pasta y vienes a ponerte a prueba con nosotros al IN3? (están abiertas las convocatorias de beca😉

    Comentario por Tesista — noviembre 14, 2007 @ 9:13 am | Responder

  8. Muy interesante los puntos de otro “tesista” desde Granada. No nos queda otra… ya menos de tres años para completar esto y encima 18 créditos de docencia. Lo conseguiremos.

    Me apunto tu blog. De qué área eres? No me ha dado lugar a leer tanto.

    Comentario por Esteban — noviembre 27, 2007 @ 3:44 pm | Responder

  9. Ah! no mi querido Esteban, yo la docencia ya la pasé toda (maestría mexicana que no vale de nada en España incluida), hasta un DEA tengo😛. Jajaja ¿cómo te vas a apuntar a mi blog si no sabes de qué área es? (eso es, o fe a ciegas o estás aburrido, no, gracias por seguirme) y mi área…no es comunicación, no llega a ser sociología, me junto con antropólogos, me gusta la filosofía, hablo de tecnologías, mi tesis es sobre fotografía….creo que no puedo responder la pregunta😉
    Suerte compa tesista, sobreviviremos

    Comentario por Tesista — noviembre 27, 2007 @ 7:50 pm | Responder

  10. Nunca he visto que una tesis acabe con un tesista (aunque peores especies he sabido). No, ya en serio. Tres años es suficiente para hacer una tesis doctoral, pero entiendo perfectamente que “eso” se convierta (“eso”=”la tesis”) en una obsesión insana durante cierto tiempo (te lo digo porque ya lo viví, y no sé si lo repetiría). Uno le pone demasiado al asunto: investiga, hace notas, redacta, discute (cuando van las cosas bien) con el asesor. Llega un momento en el que todo gira alrededor de esa maldita cosa llamada tesis. Haces tesis, sueñas tesis, comes tesis. Y en verdad, eso del soñarla es terrible. Recuerdo que yo redactaba en sueños, solamente para despertarme angustiado en la madrugada habiendo olvidado completamente lo que había redactado y que, según mis sueños, era exactamente lo que me faltaba. Al final, se presenta el borrador de la tesis completa, la leen, la votan, rindes el examen. ¿Y luego? Todo se vuelve la anécdota de los años maravillosos (aquellos tres) donde solamente (SOLAMENTE) hacías una tesis. Luego, ya con el grado y un trabajo en una institución académica y un ingreso al SNI, no vuelves a leer un libro completo, ni un artículo. Todo son lecturas diagonales. La obsesión entonces es entregar artículos, libros, conferencias, ponencias, conseguir los puntos y los estímulos, reseñar, comentar, preparar las clases, corregir textos que no tienen nada que ver con tu intereses de investigación, dirigir seminarios, coordinar a colegas morosos en la entrega de sus textos, hacer proyectos, conseguir financiamientos, dirigir tesistas, establecer grupos de investigación, redes colegiadas, sufrir espasmos estomacales cada vez que CONACYT cambia las reglas del juego según lo vientos políticos o que la UNAM cambia de rector. La obsesión sigue siendo la misma (en intensidad) pero con un punto malo: ya no tienes que hacer una tesis sino sobrevivir a la vorágine de la academia. Rememoras, como si de un estadio mitológico de civilización, pristino y paradisiaco se tratase, aquellos años cuando hacías la tesis y “sufrías” de una obsesión continua. Concedo: sobrevivir a una tesis es complejo; pero sobrevivir a lo que viene después requiere de aptitudes que, si bien algunas se consiguen mientras se hace la tesis, la mayor parte no tienen nada que ver. No he conocido a ningún grupo de tesistas que ejerzan canibalismo entre ellos cuando, al contrario, todos los grupos de investigadores son caníbales. Se pasa de la obsesión por escribir una tesis que es dirigida por alguien y leída críticamente por un comité a la obsesión por tener que escribir cincuenta mil cosas sin otro parámetro que tu olfato, sin otra dirección que tu sensibilidad para introducirte ustamente en ese nicho que el estado de la cuestión ha dejado olvidado y sin tocar, y además, con la carga que significa toda la política grillesca de las instituciones. Sigue importando, sí, obtener un título: investigador emérito. Fuera de eso nada vale la pena (o eso te tratan de hacer sentir, creer, pensar). Al grado, mi estimado tesista, que uno quisiera volver a ser tesista, volver a tener amigos, compañeros, colegas, volver a leer un libro completo y extraerle todo el conocimiento (poco o mucho) que el autor haya depositado en él. Volver a tener como meta un examen (único), no un examen cada día más los siete sorpresivos que se acumulan cada semana de evaluación, cada cambio de presidente, cada nuevo rector, cada nueva política de investigación, cada vez que el director del centro de investigación se pelea con su mujer o con su secretaria.
    Creeme, mi querido amigo: la vida del tesista es maravillosa. ¡Ya quisiera yo que me dieran tres años, dos, uno, seis meses, para hacer una tesis… pero solamente para hacer una tesis.

    Comentario por Cuauhtlácatl — noviembre 28, 2007 @ 4:40 am | Responder

  11. Mi querido Cuau, no sé qué me preocupa más, si lo que se me viene encima (que me encanta) o la saudade que percibo en tus palabras. Porque la pregunta que uno acaba haciéndose es la siguiente: ¿Para qué ser doctor? Y creo que es momento en que escriba mi manifiesto que ya algún día imaginé pero, como dice Sabina, terminaba tan triste que nunca lo pude empezar. Lo que te apunto en este momento es un deseo: Ojalá que la burocracía, la temporalidad y la mierda política de idem no acabe nunca con el tesista que llevas dentro.
    P.D. ¿Ese tiempo se llama sabático no? Ya quiero que me den uno😛

    Comentario por Tesista — noviembre 28, 2007 @ 5:32 pm | Responder

  12. Si puedes échale un ojo a este texto que me recomendó una colega a ver qué te parece: http://qrj.sagepub.com/cgi/content/abstract/7/4/521

    Comentario por Tesista — noviembre 29, 2007 @ 4:37 pm | Responder

  13. ¡Yo también quiero un sabático! Muy bueno el texto.

    Comentario por Cuauhtlácatl — diciembre 2, 2007 @ 7:49 am | Responder

  14. Yo soy otro tesista!

    Mi situación es que tengo que realizar una tesis y no tengo beca alguna..la realizo combinada con mis activides laborales y matrimoniales..lo cual es bastante duro.

    ¿ Que consejo me dan para esta situación?

    saludos!

    Comentario por ramon — marzo 16, 2009 @ 12:49 pm | Responder

  15. Ramón, pues si de por si es duro y complicado con beca y soltero, no quiero ni imaginarme lo difícil que debe ser en tu situación. Supongo que el único consejo que podría darte es que no desistas y que encuentres el lugar adecuado de la tesis en tus prioridades de vida. Suerte compañero tesista

    Comentario por Tesista — marzo 16, 2009 @ 6:04 pm | Responder

  16. Si es dificil, yo son otra colega tesista mas, tambien se me acabo la beca y estoy viviendo de mis ahorros, lo que me molesta es que el tutor no se da cuenta del esfuerzo que haces.. y a veces llega a desilusionarte.. sino fuera por mi fuerza de volunad de segui con la tesis ya habri dejado todo.. no desistas hay que ser perverantes. Por cierto alguien sabe de alguna institucion en Mexico que proporcione becas para algunos meses.. que no sea el dichoso Conacyt.. yo termino en diciembre (espero) pero ya mis ahorros estan muy a la baja y eso que estoy soltera.

    Comentario por Natalia — marzo 30, 2009 @ 8:55 pm | Responder

  17. Por favor, DIVIÉRTERTE.
    Si no lo ves claro: párate y piensa
    si crees que te agobias: párate y no pienses
    Si no sabes como enfocar la escritura final porque nada cuadra: pregunta a tu jefe.
    Si tu jefe no responde: No hagas nada ese día. Olvídate, pero al día siguiente medita con un lápiz en la mano y un papel. Verás que el puzle tiene sentido (y si no se lo encuentras, abandona, no vales para esto)
    Si no tienes ni idea de cómo afrontar la escritura: cómprate el libro de Umberto Eco (Come si fa una tesi di Laurea, -tb en castellano-)
    No empieces por el principio forzosamente. Empieza por el capítulo del que tengas notas congruentes.
    Si crees que tu agobio es el agobio más grande del mundo: come con lo otros becarios y que te cuenten lo suyo, verás que no eres único (al menos en eso)
    Si no sientes mariposas en el estómago cuando una hipótesis se confirma, guarda los trastos y vete. La investigación es muy dura y si no te emociona, no vales.

    Espero que este decálogo, sacado de mi experiencia, te sirva.
    Leo la tesis a finales de octubre 2012. Medicina, Universidad Autónoma de Madrid
    Eva Mª Pérez Sacristán

    Comentario por Eva — septiembre 7, 2012 @ 8:05 pm | Responder

    • Yo la leí en noviembre del año pasado, y es genial quitársela de encima, verla crecer sola (este año la publiqué como libro). Gracias por compartir el decálogo y mucha suerte en el examen, Eva.

      Comentario por Edgar — septiembre 9, 2012 @ 8:51 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: