Tesis-Antítesis

mayo 28, 2010

Sobre el trabajo científico escrito en castellano

En esta que parece ser una práctica obsesiva, la de buscar bibliografía sobre mi temática, agravada por la facilidad con la que se puede llevar a cabo (y que se convierte en uno de mis momentos de “procrastinación academicista” favoritos), me encontré con un trabajo por demás interesante; Una tesis de maestría sobre los usos sociales de la fotografía digital. Aunque la posición epistemológica que aborda mi trabajo se aleja del concepto de “usos sociales”, la reflexión que me da vueltas en este momento se refiere al uso de la bibliografía del autor del trabajo (que no enlazaré porque no me gustaría que leyera este post como una crítica y menos si es un colega de temática). Su tema está centrado en la fotografía digital y, en la bibliografía, sólo cita trabajos escritos en castellano. Mi preocupación viene, y la enuncio más como una pregunta, en torno a la validez de este tipo de trabajos en la construcción de una reflexión científica “útil” para el campo. Es decir ¿La ausencia de revisión de textos en inglés (no creo que nadie pueda en estos momentos, desafortunadamente, discutir que la bibliografía científica más extensa y de vanguardia se escribe en este idioma) demerita un trabajo serio y consecuente pero falto de “empuje”? Espero no se me malinterprete, mi preocupación es real y tiene que ver con el avance científico y la posibilidad de que América Latina pueda ser interlocutora en temas de Cultura Digital. Entiendo las limitantes específicas del aprendizaje de otro idioma, pero de esta forma la persona queda condenada a traducciones (muy escasas), a reflexiones “de segundo hervor”, es decir a quienes leen en inglés y citan en castellano (también escasos). Leí una parte importante del trabajo y me parece interesante pero, dado que no dialoga con las reflexiones actuales sobre la fotografía digital, me resulta imposible utilizarlo como referencia y esto me puso triste.
Un segundo ejemplo, un poco diferente pero relacionado; hace un par de semanas leí el libro de una profesora argentina (tampoco lo referenciaré) que me preocupó, no sólo porque ya llevaba una segunda reimpresión, sino porque su aportación era demasiado ensayística y especulativa. Llevo ya demasiados años fuera de América Latina y ya llegué al punto ese que señalan los antropólogos, el de, dépaysement, es decir, que encuentro mi propia cultura extraña. Me preocupa que en América Latina solemos escribir como franceses (de hecho citamos mucho a los franceses), sin generar datos empíricos como los británicos. Antes de que se me acuse de malinchismo o algo parecido, lo que quiero recalcar es que solemos escribir con florituras y barroquismos que, desgraciadamente, y en última instancia, poco aportan a la reflexión sobre algún fenómeno. La profesora argentina sí citaba dos obras en inglés, una escrita originalmente en 1968 y un reporte sobre hábitos de lectura en Estados Unidos. Su trabajo está íntimamente relacionado con la Cultura Digital.

Blog de WordPress.com.