Tesis-Antítesis

agosto 31, 2011

Amor, celos y ligues en Facebook (offtopic-working paper post)

Dado que estoy terminando de corregir la tesis (y que termina el verano), pasé una tarde reflexionando, como “divertimento”,  sobre algunas cuestiones que rondaban mi cabeza y que tenían que ver con algunas observaciones en Facebook (ese “instrumento del demonio” que escuché nombrar en alguna ocasión). Parto con cuatro “premisas empíricas” para hacer algunas reflexiones, casi en forma de “working paper”.

  1. Premisa empírica 1: “Las parejas, no tendrían que estar conectadas en Facebook”
  2. Premisa empírica 2: “Facebook estimula y promueve la infidelidad”
  3. Premisa empírica 3: “Mi madre está buscando a sus exnovios de hace 20 años en Facebook”
  4. Premisa empírica 4: “Lo que sucede en Facebook, se queda en Facebook”

Las anteriores son todas frases que he escuchado en los últimos meses. Si bien estoy en contra de elaborar análisis sobre una sola plataforma (porque estos siempre terminan siendo un poco deterministas y no contemplan la complejidad propia de las prácticas de comunicación –mediada- humana), debo reconocer que, como dijo algún autor (y perdonen la falta de seriedad): “Facebook se ha convertido EN Internet”. Por lo tanto, una gran cantidad de prácticas humanas (no sólo de comunicación) en países desarrollados y urbanos, tienen lugar ahí.

Sin ánimo de elaborar un análisis completo sobre Facebook y su relación con el establecimiento (o ruptura) de vínculos sociales/sexuales/amorosos, apunto algunas ideas que me surgen, casi como un ensayo “working paper”, sobre la relevancia que una plataforma de redes sociales como Facebook puede tener en la reconfiguración de los ámbitos de intimidad y comunicación que, como se ha documentado en varias ocasiones, está sucediendo.

Utz y Beukeboom (2011) plantean que la mayor parte de la literatura sobre redes sociales se ha enfocado en la creación de la identidad, la creación de vínculos y la “administración de la personalidad”. Sin embargo, hay relativamente pocos estudios sobre la relación entre los vínculos más sólidos y las redes sociales.

Pienso en tres elementos interrelacionados para investigar, casi a manera de agenda: (more…)

Anuncios

septiembre 23, 2009

“Networked images”. A conversation with Anne Beaulieu and Sarah de Rijcke´s paper

I just finished the reading of the paper Mediated ethnography and the study of networked images — or how to study ‘networked realism’ as visual knowing of Anne Beaulieu and Sarah de Rijcke, that they presented at the Visual Methods Conference. What I would try to do now is to relate some of their thoughts with my own work in the spirit of exchange and share. I’ll do it in a personal and reflexive way more than to establish an academic critic of their work (which I found fascinating and useful).

The relationship between STS studies and research in cultural domains seems to be a difficult and  it has not been more explored (cfr. Couldry). In my own work I have tried to set a link between cultural production and the role of technology in its shaping. While there seems to be several works from STS that relate photography with technology (de Rijcke, Meyer), they all are settled in institutional and organizational environments. Therefore, the changing and shaping of image technology seem to be goal oriented since this use is framed by the institutions whose borders are relatively easy to trace. On the other hand, there is a huge corpus of research in photography as a cultural object. Not only related to the aesthetics but also many works that are interested in the circulation and “institutionalization” of those images, for example in the art field (Becker, Bourdieu). There is also a third corpus that reflects on the “impact” of new photographical technologies in the changing of society (for example how the Kodak Brownie camera created a new form of photography: the snapshot). My trouble is that these three fields are disconnected from each other and I need elements of the three of them to explain my fieldwork. The first (STS) is very aware of the mutual shaping between technologies and practices but lacks to incorporate the content, meaning and aesthetics of the images in their analysis. And also, they don’t seem to be interested in how people put their desires and tastes in the creation and circulation of those images. The second corpus (that we could call cultural circulation or social uses of photography) is concern precisely with these elements in order to understand the creation of visual elites and power, but seems to have a naive approach to technologies that make this possible. The third one (Social impact), is too technological deterministic and barely useful in an ethnography of the mediations.

With the emergence of digital technology, a greatest “networked complexity” is added to the equation. (more…)

agosto 31, 2009

After photography?

“Once the world has been photographed. It is never again the same” (Fred Ritchin)

I just finished the book “After Photography” of Fred Ritchin. Somebody told me, about this book, that it was the “On photography” of the XXI century. Although I enjoyed it very much, I would say is more the “Being Digital” of photography. Ritchin, deeply knower of the photography insights, stands from the point of view of the mainstream photography, especially the photojournalism, and discusses the future possibilities of digital photography. Although an extraordinary book from the journalism point of view, and a serious commitment voice with the possibilities that digital photography could bring for the critical social media, it seems that his analysis lacks something which I think is the main force in the changing of the social meaning of photography: the people and their cameras in the everyday life.

Is not that he’s not aware of this, but he is more interested in the mainstream media and the “serious” photography. Even more, I felt that, at least in his book (I just started to follow his blog), he still talks like if photography was just one universal thing. This is one of the conclusions so far in my research, to think about “photography” doesn’t make sense anymore, even with the “traditional” labels (photojournalism, artistic, snapshot, etc.), and pushing it little further even genres are getting blurred (portrait, landscape, etc.). Photography is many things, not just one. He acknowledges this when he points:

The digital photography potentially will be so thoroughly linked to a multiplicity of media, both as recipient and producer, that communication of whatever kind becomes more important than the singularity of the photographic vision. The pixelated photograph’s ephemerality on the screen and its easy linkage, as well as the impression that it is just one communicating strategy amount many, reduce the individualized impact of the photograph as it appears on a piece of film or paper. Rather than as “photographers” for the most part these kinds of image-makers will be thought of simply as “communicators (p. 146) (more…)

agosto 20, 2009

Ceci n’est pas une recherche du flickr

Foucault, in his fascinating, and beautiful, essay on Magritte’s famous painting, tells us that, the trap of the “Ceci n’est pas une pipe” paint is that the letters are not letters but calligraphies, which means that they are not naming anything but just happened to be there set in a position that we, as viewers, understand as a contradiction between the drawing and the meaning of the statement. Foucault’s thoughts are extremely tempting to follow but I’ll resist (this time). My point today is something else. A few days ago, in the AoIR list, Mayo Fuster, a colleague from Berkeley, asked about people doing research on flickr. My name popped out (thanks Ismael, or should I say: Dr. Peña?) and this made me think about my own work.

Flashback from the field I

I’m sitting in a bar with ten or twelve photographers. I’m in a bar because they decided to get together here and drink a few beers after a day at work (and, as an ethnographer, well, you know, I have to do what they do). None of them are carrying cameras and this could be a “regular” group of people, just one of several groups in this busy night at the bar (Barcelona is just like that). Nonetheless, here are some of the core members of the group I’ve been participating with for several months. There’s no trace or discussion in flickr about this “getting together”, it is a casual thing: I got a phone call, some other people were contacted by email and, another couple were luckily enough to found each other with someone at some local store and decided to join him. Discussions are multiple and, although they tend to be photography-centred, some of them range, from the last sports results, to gossips about other people in the group. Probably this will not be important at all except for one thing. They decide, at the end of the night, to organize a photowalk that, as soon as later in the night, will become a post in the group. That post would take, eventually, to several pictures taken, the integration of new members to the group, more beers and, definitely, a sense of belonging and identity. (more…)

agosto 18, 2009

Social Informatics and Digital Photography Practices: Some notes

I was reading some introductory texts on Social Informatics (SI) that, Rob King, one of its main authors, defines as the “interdisciplinary study of the design, uses and consequences of information technologies that takes into account their interaction with institutional and cultural contexts.” (1999, p. 205). I’m trying to thing if my own work could fit (or how could it do it) with this body of knowledge. The idea that: “social informatics research focuses on exploring, explaining, and theorizing about the socio-technical contexts of ICTs.” (p. 428) seems like a good point of departure. One of the keys of the SI approach is the avoiding and rejecting of any technological (and in the same way, social) determinism. Using the concept of “socio-technical” as a way to mix together both: “technological elements and social relationships into an effectively inseparable ensemble” (1999, p. 210-211). This ensemble is therefore, a “complex, interdependent system comprised of: people, hardware, software, techniques, resources and information structures” (1999, p. 213). Although SI is not properly a theory or a methodology, it seems seductive enough to think about it as a “hat” for my research, especially since it shares a lot with some other approaches I’ve being using like SCOT or ANT (below more about this). The most refine and suggestive tool of SI (without any proper knowledge of it and just with a few readings) is the Socio-Technical Interaction Networks (STIN) model. (more…)

diciembre 5, 2008

Cultura digital y movimientos sociales (el libro)

Pues finalmente salió a la venta el libro Cultura Digital y Movimientos Sociales editado por Igor Sádaba y Ángel Gordo, pilares del grupo de investigación sobre cultura digital y movimientos sociales Cibersomosaguas. Los buenos compas de Madrid están haciendo cosas muy interesantes y consolidándose como uno de los grupos de referencia en España en temáticas de cultura digital. Los “catalanes” participamos en una especie de experimento-jam session comandado por Rubén Blanco, académico posmoderno donde los haya y amigo entrañable como pocos. Un buen día se le ocurrió que abriéramos un blog, que comentáramos en él y que, fuera cual fuera el resultado, lo publicaríamos como capítulo del libro respetando su estructura de blog. La verdad es que la propuesta era interesante y divertida,  ¿el resultado? usted dirá. Más allá de la anécdota, recomiendo echarle un ojo al libro que ayer comencé a leer y que tiene muy buena pinta. En la introducción aparecen las pretensiones del texto: “destruir el mito de una tecnología aséptica, cerrada y neutral, sortear los efectos colaterales del determinismo tecnológico, evitar la desintegración ingenua de lo social y lo técnico y entender la emergencia de nuevas formas de intervención política y “mediación” tecnosocial, al amparo de un progreso de globalización y de las galopantes asimetrías sociales inherentes al mismo”. Un reto que, al menos en principio, cumple el conjunto de textos.


octubre 8, 2008

La reflexión sobre la fotografía hecha arte

Mientras que unos intentamos encontrar sentido en el uso de la fotografía digital en la vida cotidiana, otros reflexionan sobre ello creando artíe (y debo decirlo: genial). Me encontré con el proyecto de Sascha Pohflepp una artista alemana que, entre otros proyectos, tiene uno que me fascinó, se llama “Buttons” (yo le hubiera puesto “Instant Memories”). El proyecto consiste en un dispositivo que, al apretar un botón en un determinado momento, registra la hora y el día y busca en internet fotos hechas en ese instante (independientemente de en dónde y por quién fueron hechas), para finalmente  mostrar una en la pantalla del mismo dispositivo. Lo más interesante no es el proyecto artístico (que lo es) sino la reflexión de la que surge: “Hacer una foto significa hacer un recuerdo….para muchos, hacer sus recuerdos públicos es (ya) parte de la fotografía en sí misma”. Sigo pensando que mientras los académicos tenemos que ceñir nuestras reflexiones a esquemas más o menos rígidos, los artistas tienen más espacio para reflexionar sobre lo social de manera más lúdica.

mayo 23, 2008

Ciencia 2.0: una respuesta en forma de notas.

Me tomé en serio el comentario de rub3n a mi post anterior y me puse a pensar un poco más en este asunto. El proceso “normal” de una tesis de este tipo (etnográfica) es que uno “vaya” al campo, trabaje con sus informantes, regrese a su lugar de origen y escriba la etnografía con todos los datos recopilados. Luego, presente la tesis ante un tribunal, donde, con fortuna, será certificado como un doctor (¿qué fácil suena no?). Si tiene mucha suerte, la tesis se publica como libro o se corta en trocitos y se publica en un par de artículos. Bien, ¿y qué pasa con la gente con la que se trabajó? Seguramente tendrán un agradecimiento en la introducción, si hay alguien muy, muy especial, quizá aparezca en la dedicatoria. Luego, cuando salga alguna publicación, quizá por decencia del tesista les mande una copia o regrese a la “comunidad” y haga alguna presentación o algo parecido. Vale.

No cometeré el error de defender los resbalosos y quizá erróneos argumentos relacionados con lo 2.0 que empoderizan, horizontalizan, democratizan y más “izans” a la información, a la generación de conocimiento y demás vainas. Sin embargo, si combinamos aquello que decía el buen Javier Izquierdo (el sociólogo, no el fotógrafo), sobre la vida cotidiana, de que: “los mejores sociólogos son los usuarios” con el asunto este de la “honestidad” y la visibilidad. Pues creo que podemos tener un experimento interesante (como esos restaurantes japoneses donde cocinan frente a ti). Ahora bien, ni este blog, ni Flickr ni ninguna de las “oficinas” que vaya abriendo por ahí en un largo año, serán el “cuadro total” de mi trabajo. Finalmente, no renuncio a los congresos, las publicaciones y los seminarios con su estructura jerárquica y cerrada. Pero sí creo que muchas cabezas piensan mejor que una y que experimentos como estos pueden ser útiles para todos porque lo que pueden responder a mis preguntas los que pasen por ahí, también puede ser visto por otras personas que respondan y por cualquiera. Ahora, tampoco cometeré el error de plantear analogías y metáforas del orden de, estoy haciendo “grupos de discusión virtual” o “entrevistas públicas”. No, simple y sencillamente digo abiertamente que estoy haciendo una tesis e invito a gente a que entre todos generemos ideas sobre mi pregunta de investigación. Analizando en principio una plataforma, utilizando sus potencialidades, convirtiéndome en un “nativo” (todo esto ya lo ha reflexionado públicamente Adolfo, insisto, no es nada nuevo de mi parte).  Y, a nivel epistemológico y metodológico, se crean sinergias que podrían ser interesantes y útiles para discutir y trabajar en el futuro. Ahora bien, tienes razón en una cosa, que resulta muy “cómodo” ya que las personas participan con su energía, sus palabras, su tiempo y sus fotos, y esto es aprovechado por mí. ¡¡Pero de todas maneras iba a hacer una tesis!! Así que, no veo por qué no puedo utilizar estas herramientas con la mayor honestidad y reflexividad crítica posible (personalmente me parece mejor esto que una “etnografía encubierta”. Estoy apenas empezando claro pero por supuesto se puede dar el caso de que alguien me pida algo a mi también o que alguien me “regañe” por algo que no le parezca y de esta forma, en última instancia (o por lo menos así lo quiero pensar) también se rebaja (no que desaparezca) esa incómoda y patética supuesta superioridad epistemológica que enarbolan algunos académicos que abanderan “la verdad”. En fin, que ya la misma discusión que propones, es interesante (y me dio para un post en un viernes tan jodido como este, así que no puede ser tan malo).

mayo 22, 2008

Ciencia 2.0: Nueva “oficina” de mi tesis en Flickr

Aunque de manera oficial no he comenzado mi trabajo de campo y apenas estoy leyendo cuanta cosa puedo sobre fotografía (ahora estoy con rollos sobre la construcción de la mirada desde un punto de vista filosófico), me emocioné y, adelantándome un poco, he abierto una “oficina” de mi tesis en Flickr. Creo que será mucho más interesante de lo que pensaba, no sólo por los datos y vínculos que se puedan generar, sino por la reflexión a nivel metodológico sobre las herramientas para construir el campo y “estar” en él. Siguiendo a los colegas en sus reflexiones sobre la ética en la investigación de Internet,la idea también es “exponerme frente a la comunidad”, no sólo para desarrollar mi investigación de manera abierta y honesta sino para co-construir un objeto que, al ser de la vida cotidiana, nos “pertenece” a todos. Todo lo que se genere estará a la vista de todas las personas, así que será interesante, por ejemplo para el futuro, citar un grupo de construcción científica colaborativa dentro de una plataforma social (¿empresarial?). Y no, no estoy diciendo que sea el primero ni mucho menos, lo digo por si acaso. Son bienvenid@s de pasarse por ahí y participar.

abril 2, 2008

Memoria, muerte y rastros digitales

En México hay un dicho que dice: “Ya no siento lo duro sino lo tupido” y que más o menos significa que ya no es la intensidad de, en mi caso una actividad, sino la cantidad de ellas el motivo del agobio. En fin, que tengo varios posts pensados-noescritos-olvidados (justificar que no escriba, escribiendo, es una dulce ironía).
Leía el texto de Geoffrey Bowler: “The Past and the Internet” en el que propone que un “nuevo régimen de tecnologías para guardar y dar forma a la experiencia pasada está siendo desarrollada a través de un proceso que llamo: databasing the world” (p. 22) y apunta una cosa que me llamó enormemente la atención. Sería muy difícil seguirle el rastro a una persona que haya muerto antes de la era digital (en el entendido de alguien común y corriente claro está), porque, dice, es mucho más fácil seguir los “rastros digitales”. Para ello, cita como ejemplo casos de blogs que siguen recibiendo comentarios después de que su dueño o dueña haya fallecido. Otra vez la cuestión de la relación entre la memoria, la subjetividad y los instrumentos de mediación, este tripartito es fundamental. En ese sentido, estoy haciendo un pequeño experimentito con mi nuevo juguetito y las posibilidades de conexión permamente que ofrece. He dado de alta una cuenta en Flickr donde se guardan fotos que van directamente, del click en el Aifon a Internet. La idea es jugar con una especie de Twitter visual. Idea que no es nueva ni mucho menos y cualquiera con un móvil puede hacerlo, lo interesante es como estoy “viviendo” la experiencia porque no tomo fotos de cosas importantes, sólo tomo fotos: a) cuando estoy aburrido y b) cuando la conexión es gratuita (ya sea por el WiFi o porque pagué el día de uso de datos GSM). Es decir, no subo en esa cuenta fotos que hayan pasado por el ordenador o que estén grabadas en el móvil, van; de mi ojo-pantalla (¿recuerdan el asunto cyborg?) a la pantalla de cualquiera que tenga, por ejemplo, un lector de feeds y que esté suscrito a esa cuenta. Tampoco es nueva la idea de documentar visualmente la vida cotidiana (Truman show, reality shows, bla, bla, bla), pero vivirlo (encarnarlo), resulta por demás interesante.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.