Tesis-Antítesis

octubre 18, 2011

Imágenes revueltas: los contextos de la fotografía digital (paper)

Filed under: Noticias,Reflexiones fotográficas,Reseñas,Sociología visual,Textos completos — Edgar Gómez Cruz @ 10:12 am

Junto con Elisenda Ardèvol Piera, acabamos de publicar un texto en el monográfico sobre Fotografia i alteritats de los Quaderns-e del Institut Català d`antropologia coordinado por Nadja Monnet y Enrique Santamaría.

El resumen a continuación y aquí el texto completo:

Este artículo pretende reflexionar sobre las posibilidades que abre Internet para el estudio de la cultura visual contemporánea a la vez que plantea una serie de cuestiones teóricas, éticas y metodológicas sobre la fotografía digital y su uso para la investigación antropológica. Internet puede considerarse actualmente como uno de los mayores archivos de fotografía o como un banco de imágenes inmenso al cual podemos acceder instantáneamente desde cualquier buscador. Sin embargo, esta perspectiva supone la descontextualización de las imágenes, que aparecen así de un modo revuelto; alteradas.

Anuncios

agosto 3, 2010

Cultura digital (coda a la editorial)

Debo reconocer que, en lo que se refiere a las actividades que uno tiene realizar como parte del trabajo de investigador(a), en estricto orden jerárquico; para mi primero está la investigación, luego la docencia y, muy por detrás, lo que se suele llamar la “gestión”. Suelo involucrarme poco en iniciativas que tenga que organizar yo. No es por nada, simplemente hay personas que lo hacen mucho mejor que yo. Ahora bien, hay algunas iniciativas que no sólo me interesan sino que me apasionan y que hago con agrado. Justamente acaba de salir a la luz el resultado de una de ellas, un monográfico sobre Cultura Digital.

Las labores de gestión, más las editoriales, cuando dependen de instancias con cambios frecuentes (comités editoriales, presidencias, organismos políticos, etc.), suelen ser complicadas. Después de varios periplos, y,más tiempo del necesario,  ya está en línea el número especial sobre Cultura Digital que preparamos con mucho cariño (y no menos sufrimiento). Mientras que mi compañera en esta andanza está, como una Marco Polo moderna, dando charlas en China, debo reconocerle públicamente que gracias a ella esto fue posible. Además de mi admiración y afecto infinito, debo agradecerle haber puesto a andar sus maravillosas redes que hicieron posible que este número tenga a gente tan reconocida, innovadora y retadora, en el mejor de los sentidos. Muchos de los que aquí escriben, como la misma Tiscar, no sólo son académicos que cada día crecen  (y hacen crecer este campo) un paso más, son también grandes amigos y personas que enarbolan la idea de una ciencia abierta, libre y compartida. Ideas con las que comulgamos plenamente. Vayan también para ellos: mis disculpas por el retraso y las complicaciones, y mi agradecimiento por su valiosa contribución.

Martin Hand dice que “las culturas digitales deben ser “hechas”, y esto implica esfuerzos constantes para forzar el que se junten elementos dispares en un esquema coherente dentro de determinados límites, dados históricamente” (2008, P. 7). Este es quizá uno de los objetivos de este número, que incluso podría leerse como político; pretende no sólo “describir” la cultura digital, sino proponer versiones de ésta.

octubre 1, 2009

El tesista “en la Tele”

Cuando era niño, tuve mis 3 o 4 segundos de fama cuando, quizá por un error de producción, el yo que era en ese entonces apareció en un  tremendo close-up en el programa de Bozo, eran los setenta, era la televisión. Muchos años han pasado desde entonces y las canas me colonizan cada vez más. Vivimos tiempos 2.0,  y subiendo, y ahora esto de salir en televisión ya no es tan “cool” como aparecer en los rankings de Youtube.

Pues bien, gracias a la inefable confianza, y “extreme marketing”, del buen compa Fernando, conocí a Cristina, quien encarna (la palabra en español es horrible en realidad) como nadie que haya conocido, lo que es una productora de cultura del Siglo XXI (así en sentido extenso). Gracias a esa carambola dospuntocerezca amistosa, acabé teniendo mis 6:02 segundos de fama (contando la cortinilla). Si atentemos a Warhol, todavía me quedan otros 8:58 que espero tener la oportunidad de tener algún día. Por lo pronto, gracias a Cristina, al equipo de la Malla y a Fernando por darme la oportunidad de “salir en la televisión” 😉

Edgar en la Malla

P.D. WordPress no me deja incrustrar el video y eso quizá signifique que ya tendría que comprarme mi propio dominio. En cualquier caso, es más divertido que lo vean “in situ”.

septiembre 21, 2009

El poder de la imagen

La semana pasada estuve en un congreso sobre métodos (de investigación) visuales. La charla inaugural estuvo a cargo de Claudia Mitchell. Ella habló de su trabajo en África y cómo, con algunos ejemplos de campo, las imágenes hechas por jóvenes, habían logrado “transformar” algunos de los graves problemas de su cotidianeidad (la falta de seguridad en los baños escolares, la violencia sexual contra las mujeres, etc.) al ser vistas por las autoridades que tomaban decisiones. Otra de las cuestiones ampliamente discutidas en el evento fue la ética de la investigación con imágenes; el derecho a la privacidad de los informantes, la responsabilidad que tenemos, como investigadores e investigadoras, de salvaguardar su integridad, etc.

Justo al final de la semana, recibo tres o cuatro correos preguntándome “si había visto el video del metro”. Preocupado por no entender de qué hablaban, busqué lo que había pasado en la famosa estación de Balderas (de la que cantaba Rockdrigo), vi el video de principio a fin y el horror iba creciendo en mi mientras la cámara se mantenía impasible, inmóvil, frío testigo, ventana del drama.

Mientras que por un lado se discute ampliamente la postfotografía, la muerte de la función indexical de la imagen y la imposibilidad de su uso para la (re)presentación de la realidad, por otro lado, las cámaras de videovigilancia van creando una memoria de lo cotidiano (de sus muchos horrores y sus pequeños placeres): el video de la chica ecuatoriana golpeada por un estúpido en un tren en Madrid, este otro grabado en el DF, una golpiza en Alemania. En fin, una larga lista de “éxitos de youtube”. Una colega que vive en Nueva York me contaba que muchas tiendas están colgando en la pared las fotografías de personas robando, extraídas de los videos de vigilancia, en una especie de “galería pública del desagravio”. Si todas las imágenes de las CCTV pudieran estudiarse, los que hacemos investigación visual quizá tendríamos otra visión del mundo.

Si bien es cierto que los medios tienen (o al menos dicen que tienen) códigos deontológicos, la verdad es que mostrar escenas de cámaras de “seguridad” en la pantalla del televisor o el monitor de tu propio ordenador es como darte una dosis de terror sin anestesia alguna y en cantidades industriales. Una imagen RAW de la realidad en alta resolución. Me pregunto ¿dónde queda la privacidad de la persona que es asesinada? Que su intento e intención haya sido heroica ¿basta para que sus hijos, sus nietos, sus amigos, su familia, tengan que retener en sus retinas y sus memorias estas imágenes para siempre? Estas imágenes nunca pasarían un comité de ética para presentarse públicamente en un congreso. Sin embargo, los medios las amplifican de una manera estruendosa y estremecedora, la combinación de videovigilancia y omnipresencia mediática nos habla de que la imagen, como índice, esa que estaba muerta, dista mucho de estarlo, en todo caso, ha sido apropiada por los poderes para su propia conveniencia. Ahora bien, me pregunto (y quiero pensar) el que hayamos visto estas imágenes, como sociedad ¿nos hará cambiar algo en nuestra vida cotidiana? Espero (por nuestro bien), que, como en los ejemplos con los que inicié; Sí.

septiembre 8, 2009

Presentación del libro: “Plan CEIBAL: los ojos del mundo en el primer modelo OLPC a escala nacional”

(parece que soy de los  últimos pero aquí va el copy-paste). Este martes en el marco de la  Feria Internacional del Libro de Montevideo, Roberto Balaguer presentará el libro: “Plan Ceibal: los ojos del mundo en el primer modelo OLPC a escala nacional”. Roberto, además de ser gran amigo, es un luchador incansable en el estudio de estos temas (además de ser quien me enseñó lo que “mexicanear” significa en Uruguay).  Este libro es una de sus iniciativas y reúne a académicos provenientes de diferentes países: Argentina, México, España, EEUUy por supuesto: Uruguay cuna del Plan Ceibal, el OLPC uruguayo. Es un placer y un honor compartir el índice con tantos, y tan queridos, colegas y amig@s.  

 invitacion.jpg

 El indice del libro:

 

1. Roberto Balaguer (Uruguay) “Plan Ceibal: Los ojos del mundo en el primer modelo OLPC a escala nacional”.

2. Fernando Garrido (España) “¿Otra vez el mismo error? OLPC, Determinismo Tecnológico y Educación”.

3. Edgar Gómez Cruz (México) “Domesticación de la Tecnología: una aproximación crítica al proyecto de OLPC”.

4. Tíscar Lara (España) “Aprender a ser ciudadano desde las prácticas digitales”.

5. Guillermo Lutzky (Argentina) “La Escuela Digital, un cambio obligatorio paralos modelos 1 a 1”.

6. Mónica BaezGraciela Rabajoli (Uruguay) “La escuela extendida. Impacto del Modelo CEIBAL”.

7. Alicia Kachinovsky (Uruguay) “La Universidad de la República en tiempos del Plan Ceibal”.

8. Octavio Islas (México) “Retos que representa la enseñanza en el imaginario de la “Generación Einstein”.

9. Cristóbal Cobo (México) “Aprendizaje de código abierto”.

10. Raúl Trejo Delarbre (México) “Un niño para cada laptop”.

11. John Moravec (EEUU) “¿Y ahora, qué?”.

12. Miguel Brechner (Uruguay) “Los Tres Si”.

agosto 18, 2009

Digital Photography and Picture Sharing: Redefining the Public/Private Divide

The text that Amparo Lasén and I started to work for Copenhagen´s AoIR last year is finally published. Thanks Amparo and thanks Larissa.

Here´s the Abstract

Digital photography is contributing to the renegotiation of the public and private divide and to the transformation of privacy and intimacy, especially with the convergence of digital cameras, mobile phones, and web sites. This convergence contributes to the redefinition of public and private and to the transformation of their boundaries, which have always been subject to historical and geographical change. Taking pictures or filming videos of strangers in public places and showing them in webs like Flickr or YouTube, or making self-portraits available to strangers in instant messenger, social network sites, or photo blogs are becoming a current practice for a growing number of Internet users. Both are examples of the intertwining of online and offline practices, experiences, and meanings that challenge the traditional concepts of the public and the private. Uses of digital images play a role in the way people perform being a stranger and in the way they relate to strangers, online and offline. The mere claims about the privatization of the public space or the public disclosure of intimacy do not account for all these practices, situations, and attitudes, as they are not a simple translation of behaviors and codes from one realm to the other.

agosto 17, 2009

Social Shaping of Technology, the case of Samsung´s new camera

Filed under: English,Historia(s),Notas,Noticias,Reflexiones fotográficas — Edgar Gómez Cruz @ 11:57 am

I read that there’s a new Samsung camera coming out to the market. The special feature this point&shoot camera has is that it integrates a small LCD screen on the front.

Social Shaping of Technology, is an approach that:

In contrast to traditional approaches which only addressed the outcomes or ‘impacts’ of technological change….examines the content of technology and the particular processes involved in innovation…… It explores a range of factors – organisational, political, economic and cultural – which pattern the design and implementation of technology.” (Williams and Edge, 1996).

Vision that is shared by other approaches like  Social Informatics that also suggests:  “We view the design …..not simply as one of artifacts, Rather, the interplay of social assumptions and practices that are reflected in technological design features” (Kling, 1999, p. 213)

I would suggest that, the case of the Samsung’s new camera could be seen as a clear example of these  type of approaches. Although this statement could seem rather simplistic, is based upon a year and a half of ethnographical fieldwork on digital photography practices in Barcelona.

One of the things that digital photography brought to the imaging creation practices is the opportunity, because of the cost-zero once having the equipment, of shoot as many photos as you want (or the battery and card could handle it in one session). This possibility, along with the technical feature of the LCD screen, opened the practice of photography based on “trial and error”  and speeded the whole process. That way, the photographer freed herself of constrains of time and the expertise needed to take desired photographs.  One of the results of this practice was another  that have had exponential rise in recent times: the self-portraits. The design of camera’s software and hardware, tend to facilitate this practice, for example adding a small mirror in cameraphones or incorporating “face detection software” (designed originally for surveillance). With the new LCD screen on the front, the Samsung camera attempts to solve, in a technological way, a common “social” practice.

Now, if that will increase the “narcissism”, that’s another story, and this is not the place to discuss it.

enero 12, 2009

Sobre lo que sucede en Gaza..

Filed under: Barcelona,Fotos,Noticias,Politiquerías — Edgar Gómez Cruz @ 1:53 pm

…un par de imágenes de la manifestación del sábado en Barcelona.

mani6Unas mujeres extraordinariamente orgullosas, combativas y fuertes.

mani5Y una pancarta que se logró poner en la parte de atrás de una furgoneta de la policía con el lema: “detengamos la masacre”

noviembre 27, 2008

Un congreso cerrado y con poco interés

No recuerdo en cuántas conferencias académicas he estado, posiblemente en más de una docena, en diferentes países, y discutiendo temas de distintas disciplinas. Por primera vez en mi vida, un guardia de seguridad (literalmente) me ha detenido e impedido entrar a un congreso, en Barcelona y en donde presento una ponencia conjunta con otros tres colegas. Efectivamente, no pagué los 400 euros que cuesta el evento, soy un estudiante de doctorado y mi institución me ha apoyado en cada una de las conferencias a las que he asistido pero siendo una ponencia conjunta y estando en Barcelona, me parece que ahorrarle un poco de dinero a la universidad (a mi bolsillo ni se lo propondría porque se moriría de pena, o de risa) era lógico. Mientras que la ciudad está revolucionada por una manifestación masiva contra la privatización de la educación. Una conferencia internacional está llena de académicos, sin estudiantes y delimitada por espacios cerrados resguardados por guardias de seguridad con porras y mala cara.
Dado que la ciencia no tiene trabas cuando la pasión es la que la mueve, me logré colar (y no tengo ningún problema en decirlo porque no he comido su comida, ni siquiera tomado su café, ahora sí comí) y una vez adentro me encontré con un congreso de comunicación (con varios amigos que no esperaba ver y que me ha dado mucho gusto saludar, además de propuestas interesantes de colaboración) y que me hace seguir pensando que la comunicación como disciplina tiene sus días contados.
Una de las cosas más interesante que he escuchado en este par de días viene de un arquitecto activista: “El internet será fundamental para actuar en lo local”, Karl Burkart, estableciendo como punto de partida algunas características del fenómeno Obama, habla de las posibilidades que abre Internet para el movimiento ambientalista y nos muestra una presentación llena de videos, juegos y usos creativos de la llamada Web 2.0 para terminar con la frase que mencioné y que me resulta por demás sugerente (por muy sentido común que parezca). El Internet ya no (sólo) es la super carretera de la Información sino cientos de miles de pequeños caminos pavimentados, rápidos e iluminados para pasear por nuestro vecindario.

octubre 30, 2008

De internet, sirenas, morfinas, virus y radiografías

He tenido al blog un poco olvidado, no sólo porque llevo un par de semanas fuera (a estas alturas hablar del congreso de la AoIR sería poco periodístico y de todas maneras ya todos mis compañeros dijeron algo más interesante que lo que pueda decir yo) sino porque a mi computadora de la oficina le entró un virus tremendo y porque he tenido inmovilizado el brazo. En cualquier caso lo curioso es que mientras algunas personas debatían en Dinamarca sobre si el online y el offline, yo no podía hacer nada online porque mi brazo estaba completemente off the line (chiste malo causado por el abuso en el consumo de ibuprofeno). Rebobino, el primer día de mi visita a Copenhague para el congreso, me resbalé intentando ver el monumento más famoso (y menos bonito hay que decirlo) de toda Dinamarca: la sirenita. Me resbalé con una piedra mojada y caí estrepitosamente mientras los turistas seguían tomando fotos sin querer enturbiar sus vacaciones con la desagradable visión de un mexicano retorciéndose del dolor a sólo unos pasos de la escultura estrella de la visita por la ciudad. Afortunadamente Elisenda (y un taxi) estaban lo suficientemente cerca como para que 20 minutos después pudiera llegar con mi dolor a un hospital que recuerdo como extraordinariamente amable. No haré halago de falsa valentía, el dolor era más fuerte que yo y sólo con ayuda de unos caballitos de morfina pudo calmarse lo suficiente como para que me tomaran unas radiografías y me recolocaran el hombro. En fin, que no disfruté la conferencia (excepto en ciertos momentos, no sé si de lucidez o de estados alterados de conciencia). Una de mis presentaciones dejó mucho que desear (aunque la otra creo que fue más que decente). Historia que sirve para dos fines; para “justificar” ante mis cientos de lectores (¿no hay un emotícono para ironías?) el tiempo transcurrido y para dar pie a mi primer post con una luxación (el lunes comienzo rehabilitación pero ya por lo menos puedo poner la mano sobre el teclado y escribir un poco).

Hoy fui al médico (uno más, éste, según dicen, especialista, traumatólogo). Los médicos cada vez se parecen más a los cajeros de los supermercados, la misma mirada ausente, el mismo tonito de “¿encontró todo lo que buscaba?”. Es curioso cómo esto de aprender a ser investigador hace que se sensibilice la mirada. Por ejemplo, me di cuenta que sólo me miró una vez a mí mientras que no despegó los ojos de la pantalla del ordenador (y vio 3 veces la de su flamante Iphone 3G que tenía sobre la mesa). Ahora viene la reflexión de fondo: el doctor miró muy por encima mi radiografía, concentrándose en ella y no en mi hombro. La radiografía pasó a ser, no ya la representación de mi sino la síntesis de la relación que tuvo conmigo en esos minutos que duró la consulta. Yo me convertí en la imagen de un hombro y en ello se concentró toda mi humanidad. La radiografía no habla del dolor que siento, de lo incómodo de no poder mover el brazo, de cómo me deja el estómago la medicina, en un estricto sentido me deshumaniza y me muestra sólo como un conjunto de datos para dar un diagnóstico. Cuando la sociología visual se encuentra con el Dr. House o algo por el estilo. En fin, estoy muy cansado y un poco mareado así que mi comentario sobre el libro que estoy (intentando) leyendo quedará para después, eso sí, les dejo mi luxación como homenaje al uso de la imagen más allá de la fotografía. El hombro del tesista:

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.