Tesis-Antítesis

noviembre 20, 2011

Síntesis, el final de este blog. Gracias por su atención.

Filed under: Enchilada,Reflexiones personales,Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 7:07 pm

Llevo mucho tiempo queriendo escribir este post. Para ser exactos, llevo cinco años esperando escribirlo. Parafraseando al subcomandante Marcos quien solía decir el objetivo del EZLN  era desaparecer como ejército, el objetivo de este blog era seguir el proceso de la elaboración de una tesis, sin perderse en la antítesis y llegar a concluir con una síntesis. Juego de palabras que va más allá del proyecto que culminó el viernes 4 de noviembre del 2011, día que defendí la tesis doctoral.
Dado que no tengo muy claro cómo despedirme, lo haré siguiendo los cánones mediáticos de los fines de año (en contubernio con un guiño a la propia estructura de las tesis) y el menú de está síntesis será más o menos: Momentos estelares, reflexión general sobre el proceso de tesis, agradecimientos puntuales y futuras líneas de trabajo.

Síntesis.
(Del lat. synthĕsis, y este del gr. σύνθεσις).
1. f. Composición de un todo por la reunión de sus partes.
2. f. Suma y compendio de una materia u otra cosa.
3. f. Quím. Proceso de obtención de un compuesto a partir de sustancias más sencillas.

Sobre la elaboración de un blog sobre la tesis doctoral, un pase trasbambalinas (more…)

Anuncios

noviembre 15, 2011

Síntesis I

Filed under: Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 5:25 pm

síntesis.

(Del lat. synthĕsis, y este del gr. σύνθεσις).

1. f. Composición de un todo por la reunión de sus partes.

2. f. Suma y compendio de una materia u otra cosa.

3. f. Quím. Proceso de obtención de un compuesto a partir de sustancias más sencillas.

noviembre 3, 2011

La noche anterior…….

Filed under: Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 8:57 pm

octubre 7, 2011

Rumbo a la imprenta….

Filed under: Fotos,Tesis,Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 12:28 pm

Cuatro años de trabajo envasados en esta modesta portada.

 

junio 17, 2011

El testamento de un ex-tesista (III) Sobre las disciplinas

Filed under: comunicación,Conexiones,Conferencias,Reflexiones personales,Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 11:10 am

En un seminario de sociología visual en Italia, al momento de presentarnos los participantes sucedió algo como esto: “mexicano que vive en Barcelona”, “alemana que vive en Nueva York”, “portuguesa que vive en Alemania”, “holandesa que vive en Tailandia” y un largo etcétera. Nadie, absolutamente ninguno de los veinte asistentes aproximadamente, vivía en el país en el que nació.

Recordé esta anécdota y quiero usarla como metáfora para hablar de las disciplinas.

Yo estudié la carrera de comunicación social (de la cual he renegado varias veces), luego estudié sociología y acabé haciendo una tesis cercana a la antropología en un programa doctoral interdisciplinario. En estos años de doctorado, presenté mi trabajo en congresos de comunicación, de sociología, de antropología y hasta de hispanistas (porque dos colegas muy queridas me insistieron pero en donde no tenía nada que decir). Incluso en algún congreso terminé damnificado y drogado por prescripción médica (esto no tiene nada que ver pero como estoy haciendo revisión de estos seis años, no podía dejar de sacar la anécdota).

Regreso a las disciplinas, Sterne, un autor que me gusta bastante, hablaba de la “antidisciplina”. Yo hace rato que no sé, como en la anécdota con la que comencé, si soy un “comunicólogo” con ínfulas de sociólogo, un antropólogo de closet, un sociólogo light o alguna cosa híbrida rara. Hay dos cosas que detonan mi reflexión sobre la importancia (o no) de las disciplinas:

  1. En la universidad, en México, uno no podía ser profesor de tiempo completo si el doctorado no era en lo mismo que se había estudiado la carrera y éste a su vez tenía que ser de la misma disciplina del departamento o facultad donde se quisiera enseñar.
  2. Por otro lado, dos buenos colegas, físicos de carrera, han acabado en la antropología y la sociología respectivamente con resultados más que importantes. En contraste con esto, una amiga cercana, que es antropóloga pura y dura, suele dar explicaciones sobre los objetos con una especie de contundencia disciplinaria que mis otros dos colegas no tienen.

¿Qué queda entonces de las disciplinas? La respuesta quizá vaya en el sentido de agruparse por objetos de investigación (por ejemplo el congreso de la AoIR, donde también he participado en un par de ocasiones) o métodos (acabo de regresar de Granada en donde fue muy interesante ver participantes de enfermería, antropología, educación y psicología, debatir sus trabajos bajo el “paraguas” que los convocaba, el del uso de métodos cualitativos). Y aunque no tengo una respuesta, sí me queda claro que definirme como “comunicólogo” o como “investigador de internet”, no me satisface. El único mote que no me hace ruido es el de etnógrafo (pero no sé si los etnógrafos me aceptarían en su gremio, pero esa ya es otra historia y pertenece al rubro: “Política(s) académica(s)).

—————-
Now playing: Lisa Hannigan – I Don’t Know
via FoxyTunes

junio 1, 2011

El testamento de un ex-tesista (II) Numeralia

Filed under: Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 2:46 pm

Había una sección en una revista mexicana, llamada Nexos, que me gustaba mucho, se llamaba Numeralia. Mi padre junto con un colega suyo, reproducían la misma estructura con números que ellos buscaban y/o generaban, he aquí mi pequeño homenaje a ambos dos:

– Número de años en el doctorado: 6

– Número de programas de doctorado cursados: 2

– Ciudades en las que viví durante el doctorado: 3

– Pisos en los que viví durante el doctorado: 14

– Países a los que viajé en estos seis años: 21

– Islas españolas que conozco: 0 (more…)

mayo 13, 2011

El testamento de un ex-tesista (I) Introducción

Filed under: Reflexiones personales,Vida de tesista — Edgar Gómez Cruz @ 11:54 pm

Comencé a escribir este post sobrevolando el desierto del Sahara, a 34 mil pies de altura sobre sus dunas (¿cuántos pies se requeriría para cruzar el desierto?). Voy (venía) camino a Buenos Aires. Con este viaje comienzo a pagar viejas deudas y lo hago justo después de que he pagado una de las más largas  y grandes de mi vida: la tesis doctoral. Documento que entregué a la universidad el martes pasado.

Este post inaugura una serie de reflexiones sobre estos últimos seis años de mi vida. Desafortunadamente, las pasiones y las angustias, las trayectorias y desvíos en la vida que escribir una tesis conlleva, no se ven reflejadas en el documento ni se defienden ante un tribunal. Afortunadamente tengo esta enchilada para volcar todo lo que no escribí ahí. Apuntaré en el blog, a manera de catarsis final, algunas notas inconexas entre sí pero llenas de sentido para mi, al fin y al cabo, en estos últimos seis años he sido “el tesista”.  Con este post comienzo a despedirme de esa identidad y de este blog. Un día, espero que pronto, este blog cambiará de dueño con un último post que llevo años soñando escribir y que tiene título desde el primer día: “Síntesis”.

Elisenda, mi directora y maestra Zen, solía decir que la tesis es la búsqueda de la voz propia como investigador, y creo que la he encontrado. Me he dado cuenta que la mía no es tanto la voz pasiva y en tercera persona de alguna ciencia social, sino la voz de la calle que se pregunta con pretensiones pseudoliterarias. Mi voz como investigador es mi voz como persona, la investigación es la extensión de mi curiosidad por las cosas cotidianas. La misma que me hacía preguntarme sobre la vida e imaginarme sus posibilidades. Escribo, no como hablo, sino como quisiera hablar, de manera cercana, personal, ingenua (y, según algunas personas queridas y cercanas, con el dramatismo propio de la mexicanidad).

Sigo pensando que la ciencia social que me atrae es la que se parece más a la aproximación artística que a la ciencia natural. Una ciencia de lo cotidiano para lo cotidiano, con menos índices de impacto y más indicios de “en-pacto”: colectivizada, compartida, honesta y divertida. Una ciencia espontánea y lúdica, holísticamente particular y autoreflectante. Si quisiera estar a la moda diría: “remezclada, reciclada y remasterizada”.

Cojo aire, y aquí comienzo mi despedida….

noviembre 17, 2010

Dos lecciones sobre la tecnología y la vida

Lo primero que hago al despertar todos los días es extender la mano, alcanzar mi teléfono y revisar mi correo, mi lector de rss, el periódico y los twitts de mis contactos. Se podría decir que, un 90% de las cosas que leo, están relacionadas de alguna u otra forma con la tecnología. Por otro lado, me confieso admirador de los gadgets, Steve Jobs debería estar orgulloso de la cantidad de dinero que he gastado en él. Sin embargo, en esta etapa oscura en la que me encuentro, recibo un correo que me recuerda ciertas cosas, entre ellas una anécdota: Íbamos de regreso de un día de grabación en Chuacruz, en Guatemala, bordeando el bellísimo lago de Atitlán. Nos detuvimos en un mirador y la vista era impresionante; volcanes, lago y atardecer formaban una estampa sobrecogedora. En un momento determinado, el sol comenzó a meterse entre las montañas y el cielo se tiñó de rojo, Desesperado, corrí al coche por la cámara y el tripié.  Roberto, mi anfitrión en esta aventura y fotógrafo amigo, me dijo: “no, éste lo grabaremos con los ojos y el corazón”. Así que nos sentamos en silencio a ver ese magnífico espectáculo mientras la cámara, apagada, permanecía lejos de nuestros ojos.

El correo que recibí hoy es de una bellísima e inteligentísima amiga que alcancé a ver unos minutos en Medellín antes de que partiera de trabajo a Nueva York. Ella trabaja en una empresa muy importante en Colombia y parte de su trabajo tiene que ver con tecnologías por lo que estaba pensando en comprarse un Ipad, esto es lo que me cuenta de su experiencia en la Apple Store de la gran manzana (por supuesto le pedí permiso para reproducirlo):

Hola! Llegué el jueves de Nueva York y te cuento que nada de Ipad, me quedé con las ganas! Recorri el almacén, me quede con la boca entreabierta, vi demasiada gente y lo compare con la gente que veía en las carnicerías cuando era una niña y vivía en Medellin. Si, demasiada gente queriéndose llevar lo mas fresco y matando la esperanza de los demás. Wow! Lo ultimo en tecnología y en precios; todo sobre las mesas, como para dar y convidar… No te lo niego: recaro y eso mato mi interés. Soy amiga de la tecnología, cuando me favorece en todo sentido, sino me sentiría esclava de ella y ahí es cuando le pierdo todo el gusto. Bueno, mi aventura en Apple terminó comprando una encomienda que no superaba los 35 dólares. Esa fue mi pequeña aventura tecnológica en NY… De todas formas, creo que algun dia tendre el IPOD, el IPAD, el WII, el XBOX, el IPHONE, etc… Cuando lo que haga, ellos me lo faciliten y me hagan divertir mas. Si no, prefiero acostarme en la manga en mi finca, mirar las estrellas y apagar el celular para recobrar la paz y sentirla mientras simplemente respiro.
Un abrazo gigante,
Cata

Cuántas lecciones hay que aprender todavía sobre nuestra relación con la tecnología….

octubre 7, 2010

Breve nota sobre la “Iphoneografía”

Junto con Eric Meyer escribimos un texto que está siendo evaluando para su publicación. En dicho texto, hablamos del iPhone con relación a la trayectoria histórica de la producción fotográfica. Creo que lo retomaré en otra aproximación más “Bourdieuana” de cómo las prácticas fotográficas que utilizan al iPhone están conformando un nuevo subcampo fotográfico, el llamado “Iphoneografía”. Aquí una entrevista para el programa “Inquietos” a uno de sus principales promotores: Sion Fullana (que no sabía que era español). Y como es sólo una nota, pues pongo una foto para ilustrar el post.

After the rain

 

septiembre 27, 2010

Notas para la construcción de una sociología de la fotografía digital

Todo comenzó cuando leí esta nota en El Periódico. Decidí visitar la puesta en escena en la galería àngels y hasta comprar lo que podría denominarse el catálogo de la exposición. Me encontraba  justamente escribiendo el capítulo metodológico de mi tesis (en el que discuto las implicaciones éticas del uso de imágenes) así que no pude más que preguntarme ciertas cosas. Ya se han adelantado algunas reflexiones expuestas en el blog de Elisenda Ardèvol. Curiosamente, alguien “meneó” la noticia y se montó un improvisado debate. Las reflexiones que expongo a continuación son una segunda parte de ese diálogo (imaginario) con el Sr. Fontcuberta pero, sobre todo, el mío con mi objeto de estudio que son las prácticas de fotografía digital.

Sobre la fotografía digital.

A estas alturas resulta reiterativo señalar que las prácticas que utilizan la fotografía digital, además de cumplir con las mismas funciones de la fotografía analógica (argentaria le llamaría Fontcuberta), abren toda una nueva serie de posibilidades en donde los objetos, tiempos, formas y usos de la fotografía han cambiado (cfr. Okabe & Ito, 2003; Manovich, 2003). Incluso, propone el mismo Fontcuberta (2010), cabría preguntarse si seguirla llamando fotografía no es contraproducente. (more…)

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.